La sala 27 del MAN, un viaje a la Edad Media

Cabecera.jpg

Capitel de Aguilar de Campoo. MAN. 

Despojos arquitectónicos, escultura, orfebrería y textiles se reúnen en un espacio mágico del Museo Arqueológico Nacional que nos permitirá sumergirnos en el pasado artístico de los Reinos cristianos durante el periodo medieval. Su recorrido, un buen plan para este fin de semana que recomendamos con varias imágenes.

Después de varios años, el Museo Arqueológico Nacional abrió sus puertas a una colección organizada y narrada conforme a los criterios museísticos del siglo XXI. Los fondos del MAN son inmensos, pero hoy queremos hacer un viaje en el tiempo a una sala muy concreta, un espacio en el que tendremos la sensación de estar regresando al pasado. Se trata del salón número 27, ubicado en la segunda planta, y reservado a albergar los vestigios que nos dejaron los Reinos cristianos en la Edad Media (siglos VIII-XV).

Tal y como plantea el MAN, en esta parte del edificio se muestra el papel de los monasterios en la preservación y difusión del pensamiento religioso, a través de la arquitectura, la escultura, los códices, la imaginería o los relicarios. La sala relata una época histórica de dominio político fragmentado en la península que tras superar el punto de inflexión de la batalla de Las Navas de Tolosa (1212) y erradicar el poder musulmán en el último bastión con la toma de Granada, en el año mágico de 1492, asistimos a la hegemonía de los Reinos de Castilla y de Aragón.

De ahí que el arte que podemos ver en este espacio responda a distintas fases políticas, sociales y culturales. Es una producción que tiene que ver con la apertura del país a Europa a través del Camino de Santiago y al Mediterráneo. Un lugar ideal para atisbar los vestigios del arte prerrománico y la posterior llegada del renacimiento del homenaje a la producción clásica a través del románico.

De todo lo que hallaremos, nos llama la atención la selección de piezas venidas de monasterios y templos, irradiados por el brillo del Camino de Santiago. Despojos de escultura y arquitectura que tienen que ver con monasterios parcialmente perdidos como San Pedro de Arlanza y edificios tan valiosos como Aguilar de Campoo o Sahagún.

Estructuras arquitectónicas, escultura ornamentando capiteles… pero también huellas artísticas del pasado funerario, de sepulcros, capillas o retablos. Textiles, fruto del comercio con Europa, orfebrería y una amplia variedad de objetos completan una sala que recomendamos recorrer este fin de semana. Si buscamos un buen plan cultural, este puede cumplir el papel a la perfección.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s