¿Qué pasará tras el último día de nuestras vidas?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Portada sur de la iglesia de Santa María la Real de Sangüesa (Navarra). Foto Turismo de Navarra.

La representación del Juicio Final en la escultura de las portadas románicas recordaba a los fieles la doble vía: el bienestar del Paraíso y la angustia del Infierno. Cristo regresaría para celebrar ese juicio y distribuir las almas de los habitantes entre el bien y el mal. Ya para siempre.

Si los últimos días hablábamos de la importancia de las portadas en el edificio románico gracias al libro «Portadas románicas de Castilla y León» de la profesora Marta Poza Yagüe, hoy nos detenemos en un concepto fundamental para entender parte de las representaciones —en escultura y pintura— de la Edad Media: el día del Juicio Final.

Tal y como describe San Mateo en los textos sagrados, el día del Juicio Final Cristo reúne a las ovejas, que coloca a su derecha, y a los cabritos, que sitúa a la izquierda. Esta división, esta dualidad, fue determinante en el arte cristiano de la Edad Media y también una visión que ha llegado a nuestros días. Se trata del infierno y del paraíso, del bien y del mal. Pero, ¿qué repercusión tuvo este doble camino en los habitantes del periodo medieval?

Según la interesante y grandilocuente visión que encontramos en «El románico. Arquitectura, escultura, pintura», de Rolf Toman, la representación del Juicio Final cobró vida en la escultura de las portadas románicas debido a la preocupación del hombre de la época por la muerte. No es que les aterrara el hecho de desaparecer, es que la muerte estaba presente en el día a día de la sociedad. En un tiempo en el que la esperanza de vida rondaba los treinta años, muchos niños no llegaban a la adolescencia y las epidemias «barrían» a cientos y miles de personas, no había otra opción que encajar la idea efímera de la vida.

El temor a la muerte estaba estrechamente vinculado al hecho religioso. La vida no se detenía con el último aliento, sino que existía una puerta —el paso hacia otro mundo bajo la portada de las propias iglesias— hacia un doble destino: el temido Infierno o el deseado Paraíso, símbolo de clemencia divina. Según el Antiguo Testamento, ese juicio se dirimiría el día del fin de todos los tiempos. La perspectiva, contada así, debía de helar la sangre de cualquiera que temiera pasar la eternidad, sin vuelta atrás, en el Infierno.

conques_ste_foy-010

Tímpano de la portada de la iglesia acabala de Sainte-Foy en Conques-en-Rouerge (Francia). C. R. 

Varias son las obras maestras que retratan el Juicio en Europa, tanto en el románico como en el gótico posterior. El citado trabajo editorial recoge uno de los ejemplos más significativos: la iglesia abacial de Sainte-Foy en Conques-en-Rouergue, en Francia. El tímpano de la fachada occidental muestra a Cristo encerrado en la típica mandorla y, al tiempo, por una doble corona de nubes y estrellas. El juez «divide» el más allá entre el paraíso y el infierno, con el brazo derecho extendido, que establece el orden de los personajes que se citan en la piedra: la Virgen María, san Pedro o los ángeles. Una compleja y majestuosa secuencia bíblica.

Ya en España tenemos un claro ejemplo del Juicio Final en la iglesia de Santa María la Real de Sangüesa. En el tímpano situado en la portada sur, una de las obras cumbres del románico navarro, se sitúa Cristo juzgando a los hombres, con la Virgen, los apóstoles como intercesores y la clásica escena de San Miguel y su balanza, en el pesaje de las almas.

En la Edad Media, la muerte era un habitante más. Las escenas del Juicio Final representadas con maestría por los artistas del momento no hacían sino recordarlo para que los fieles eligieran el camino después del último día de sus vidas.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s